jueves, 4 de octubre de 2012

Lo que no te puedes perder de París

Como ya os hemos comentado, París tiene la peculiaridad de que la mayoría de monumentos y lugares de interés están situados en la misma zona o distrito. Por eso, en la entrada de hoy os mostraremos cuáles podéis visitar a la vez para que ahorréis tiempo y dinero: ¡recorrer una ciudad a pie es la mejor manera de hacer turismo!

Tour Eiffel, Arc de Triomphe y Champs-Élysées

tour eiffel torre eiffel parís
Fuente: Viajamos por...
Son tres de los enclaves más visitados por los turistas que se acercan a París. Y si vais a buen ritmo, en una mañana podéis visitar las tres cosas sin problemas. 

Los precios de entrada a la Tour Eiffel son diferentes en función del piso al que vayas a subir y de la manera en la que desees hacerlo: a pie o en ascensor. Si estás en forma y no te importa hacer un poco de piernas, sube por las escaleras. Podrás ver la estructura de la torre por dentro (impresionante la cantidad de tornillos: 2,5 millones, dicen), y a lo largo de la subida encontrarás carteles en los que se explica la historia del monumento, su altura comparada con otros edificios... El ascenso se hace bastante interesante, además de ser más barato. 

El precio para subir a pie al primer piso o al segundo es el mismo. Pero la única manera de llegar al último nivel es utilizando el ascensor que encontraréis en el segundo piso, donde también hay una cafetería (con unos croissants buenísimos) y una tienda de souvenirs. 

Os recomendamos que si tenéis tiempo veáis la torre por el día y por la noche. Al caer el sol el ambiente cambia totalmente, y cada media hora la torre se ilumina de una manera especial.

Precios:
  • Ascenso hasta el último piso: 14€
  • Subida al segundo nivel, con ascensor: 8,50€
  • Hasta el segundo piso, a pie: 5€

Si no estáis muy cansados de la subida, desde la torre podéis ir andando al Arc de Triomphe, que está a unos 20 minutos. Para ello, deberéis cruzar el Pont d'Iéna, que atraviesa el Sena, rodear el Trocadero y seguir recto por la Avenue d'Iéna. 

Cuando ya veáis el Arc de Triomphe no os desesperéis si no sabéis cómo cruzar a la rotonda. Aunque algunas se confunden con entradas de metro, cerca de los semáforos hay escaleras subterráneas que te dirigen hacia allí.  

Después de la visita, podréis iniciar el paseo por los Champs-Élysées, la mítica avenida parisina donde están las mejores tiendas de lujo, centros comerciales y cines. Más adelante, ya casi llegando a la Plaza de la Concordia y al parque del Louvre, las marcas dejan lugar a espaciosos jardines y bosques. Aproximadamente, se tardan unos 15 minutos a pie yendo de un extremo al otro. 

Notre-Dame, Louvre y Opéra Garnier

notre dame parís
Fuente: Viajamos por...
Al igual que los anteriores, estos monumentos se encuentran relativamente cerca. Recomendamos que iniciéis la visita por Notre-Dame (parada Cité, de la M4), una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Normalmente las colas son bastante largas (pueden llegar a durar una o dos horas). La entrada es gratuita, aunque si queréis subir a las torres, cuesta 8€ para los adultos (menores de 18 años y ciudadanos de la UE menores de 25 entran gratis). 

A partir de aquí podéis visitar la Gioconda en el museo del Louvre, que está a unos 5 minutos a pie. Para apreciar todo detenidamente, la visita os llevará todo el día. Si por el contrario queréis ver las principales obras, pasaréis unas 4 horas (¡hay que ir con tiempo!). La entrada vale 10€, aunque normalmente siempre hay descuentos para residentes comunitarios o menores de 25. 

Finalmente, el tour acabará en la Opéra Garnier, el majestuoso edificio neobarroco al que sólo podréis acceder si vais a ver un espectáculo. De todos modos, el palacio ya es lo suficientemente sorprendente por fuera, así que no os preocupéis. La zona en la que se encuentra también vale la pena visitarla, ya que hay muchas tiendas de ropa y grandes almacenes. 

Sacre-Coeur, Montmartre y Moulin Rouge 

La línea 2 y 4 os llevarán a la parada Barbès-Rochechouart, una zona que os sorprenderá bastante al bajar la escalera del metro. El ambiente allí es totalmente diferente al que encontramos en los barrios más nuevos de París: vendedores ambulantes, kebabs, mercadillos en la puerta de las tiendas... Curioso por el día, pero peligroso en la noche. 

Desde la parada del metro, la basílica de Sacre-Coeur está a unos 5 minutos. A pesar de la inmensa subida, vale la pena visitarla, y no sólo por el edificio en sí, sino también por las vistas que se aprecian desde lo más alto de París.

moulin rouge parís
Fuente: Michelmunger
La basílica se sitúa en Montmartre, el "barrio de los pintores" que vio nacer a los personajes más relevantes del impresionismo y de la bohemia parisina del siglo XIX. No podéis abandonar la cité sin dar un paseo por sus empinadas calles, que os llevarán por los cabarets más antiguos y por restaurantes y plazas llenas de artistas. 


El recorrido por el tradicional barrio francés debe acabar, sin falta, en el mítico Moulin Rouge (recomendable visitarlo por la noche). El cabaret está en el "barrio rojo", donde encontraréis una gran variedad de sex-shops y tiendas eróticas.


Amusez-vous bien!

2 comentarios:

  1. Ostras! Que bien explicado que está. Una amiga mía fue a París y me trajo una torre eiffel pequeña.

    ResponderEliminar